Carrer de Balmes, 423 | 08022 Barcelona | 934 17 89 22 | Urgencias 639353133 
Balmes, 423 (BCN)
 

Un loro en casa

Valoración del Usuario: 4 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Inactive
 

 


Esta especie exótica pertenece a la familia de las psitácidas de la cual forman parte también los papagayos, amazonas, cotorras, periquitos y agapornis. Siendo del mismo orden de la psitaciformes se hallan las cacatúas, que pertenecen a otra familia.

 

 

Existe una gran variedad de loros, habiéndose extinguido alguna de las especies y otras encontrándose en la actualidad amenazada por el tráfico ilegal de estos animales. Sin duda, son una gran compañí­a y una mascota de lo más original con unas necesidades de manejo y alimentación muy peculiares. Frecuentemente, muchas de las enfermedades se pueden evitar con un buen asesoramiento y manteniéndolos en unas condiciones óptimas.

 

Dependiendo de la edad, el origen y la especie, un mismo animal tendrá unos requisitos distintos a otro. El carácter y la fuerte idiosincrasia de los loros, hará que podamos elegir un ejemplar más tranquilo o más activo, dependiendo de nuestras expectativas. Así­ pues, conociendo bien a la mascota es como le prepararemos un entorno y cuidados más adecuado. Su introducción en el hogar debe ser gradual y darle suficiente tiempo al ave para que se adapte a la nueva ubicación, evitando así­ el estrés, fuente de múltiples enfermedades, tanto por la bajada de defensas que pueda sufrir, como por las reacciones que pueda desencadenar este estado de alerta permanente.

 

Los sí­ntomas más comunes son una agresividad manifiesta, se arrancan las plumas, apatí­a generalizada, escasa ingesta de alimentos, etc. Para tener un loro sano y feliz que nos llene de satisfacción, debemos situarlo al principio en un lugar tranquilo donde pueda ver a los dueños, siendo recomendable que esté elevado, ya que eso le dará confianza. También es importante tener en cuenta la existencia de mascotas en el domicilio, evitando el contacto entre otras aves hasta tener la certeza de que el nuevo inquilino está libre de enfermedades infecciosas y parasitarias.

 

Una vez que el loro come y duerme con normalidad, sintiendo curiosidad por lo que le rodea en las horas de vigilia, significa que se ha adaptado perfectamente y ya puede pasar al siguiente nivel de relación con él y el resto de miembros de la familia, sean animales o personas, y es probable que empiece a dejarse tocar. Con el tiempo apreciará sus caricias y le gustarán tanto como las golosinas compuestas de frutos secos y en general las semillas con alto contenido en proteí­na y grasa, que deben administrarse en muy poca cantidad, incluso en ocasiones es mejor no utilizar este recurso. Frutas variadas, verduras y legumbres remojadas pueden ser un buen premio.

 

No deben faltar en su dieta básica gran variedad de semillas con elevadas cantidades de hidratos de carbono como son la avena, el alpiste, el mijo, etc. Los frutos secos tales como nueces, avellanas y piñones también son de su agrado, pero se deben administrar en poca cantidad y combinar estos alimentos con verduras frescas como el apio, pepino, pimiento, lechugas y la zanahoria, así­ como frutas de todo tipo, tropicales, estacionales como los higos, la uva, los dátiles, etc. Se debe también administrar legumbres variadas. Hay especies que necesitan tomar alimentos especiales, como los néctares (Loris y similares).

 

Se puede complementar la dieta con piensos preparados,  aunque no son recomendables los preparados a base de vitaminas sin asesoramiento veterinario. También resulta esencial que tengan a mano una rama u otro elemento de venta en tiendas especializadas para que puedan ejercitar el pico y mantenerlo en condiciones óptimas para alimentarse y poderse arreglar el plumaje.

 

Resaltan en este animales unas bellas plumas de colores vivos y brillantes que los hace realmente llamativos. Asimismo, es curioso como con el tiempo se hacen sociables y la facilidad que tienen para imitar todo tipo de sonidos, incluso los de su voz, llegando a articular palabras enteras, que enlazándolas se podrí­a decir que hablan. í‰ste es un mecanismo adaptativo, puesto que en su entorno natural se confunden en las copas de los árboles y son capaces de imitar sonidos de otros animales como estrategia de defensa. Los loros están muy extendidos a todo lo largo y ancho del hemisferio sur, encontrando especies de todo tipo en húmedas selvas americanas o en desiertos australianos.

 

Un simpático ejemplar para tener en casa de mascota, muy inteligente y empático con sus dueños, que hará las delicias de mayores y pequeños.

 

Are you looking for the best website template for your web project? Look no further as you are already in the right place! In our website templates section you will find tons of beautiful designs - for any kind of business and of any style. You are in a unique place - join us today BIGtheme NET