Carrer de Balmes, 423 | 08022 Barcelona | 934 17 89 22 | Urgencias 639353133 
Balmes, 423 (BCN)
 

Implantes en hurones. ¿Para qué se usan?

Valoración del Usuario: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

 

 

Implante de Acetato de Deslorelina en Hurona (Mustela putorius furo)

Reseña del paciente

Especie: Hurón hembra (Mustela putorius furo)

Motivo de la consulta: La hurona tiene el celo desde hace un par de semanas

 

Historia clí­nica

Se trata de una hurona hembra de 14 meses de edad que tiene el segundo celo. Ya anteriormente lo tuvo y se trato con Acetato de Leuprorelina (Ginecrin Depot®) para retirárselo. Los propietarios en su dí­a fueron informados de los pros y contras de los tratamientos hormonales o quirúrgicos para retirar el celo. En esta ocasión acuden a la clí­nica para que le retiremos nuevamente el celo pero a poder ser de una manera más prolongada, aunque no contemplan de momento la esterilización, porque la quieren hacer criar más adelante y están muy informados sobre la enfermedad adrenal de los hurones. Resaltar que se sospecha que los animales esterilizados desarrollan de manera más prematura la enfermedad de las glándulas adrenales respecto a los que no se esterilizan.

 

Sí­ntomas clí­nicos

Los hurones hembras suelen ser animales que entran en celo a finales de invierno-principios de primavera. Al vivir dentro de las casas como mascota, estos celos aparecen con más frecuencia y más seguidos en el tiempo, por lo que no es de extrañar ver a huronas en celo a lo largo de casi todo el año. El sí­ntoma del celo es principalmente el edema de la zona vulvar, a veces hay animales que manifiestan prurito y alopecia simétrica en tronco y cola.

Hurón con alopecias generalizadas y prurito


 

Exploración del animal

La hurona tiene la zona de la vulva muy aumentada de tamaño, ha perdido un poco de peso y el apetito;  se manifiesta muy cariñosa con los propietarios.  Se le plantea a los dueños realizar un análisis de sangre para evaluar al animal y ver sobre todo si está anémica, condición muy común en hurones cuando tienen un celo muy prolongado, debido a la toxicidad de los  de los estrógenos sobre la médula ósea.

Hurona esterilizada de 4 años con edema de la vulva


Diagnóstico diferencial

-Hiperestrogenismo por época reproductiva (celo, estado fisiológico normal de una hembra en época reproductora).

-Ovario remanente en hembras esterilizadas.

-Enfermedad adrenal.

 

Pruebas complementarias de exploración

Se realizó un análisis de sangre. Los resultados más relevantes en este animal: anemia regenerativa, hematocrito del 29% y proteí­nas totales totales: 40 g/L. La bioquí­mica sérica era normal. Es muy recomendable realizar una ecografí­a abdominal mensual a partir de los 4 años de vida, para monitorizar el tamaño, forma y ecogenicidad de las glándulas adrenales.

Tamaño y aspecto normal de una glándula adrenal/Glándula adrenal con ecogenicidad anormal y tamaño excesivo

 

Tratamiento y seguimiento del caso

Se optó por una opción más duradera que la inyección de Acetato de leuprorelina, ya que el animal en un breve periodo de tiempo volvió a entrar en celo. Además el propietario no contempló la esterilización del animal ya que tení­a intención de aparearla más adelante. Se le colocó un implante subcutáneo de de Acetato de Deslorelina. La forma de inocular el implante fue del mismo modo como se coloca un microchip, pero en la zona interescapular en lugar de la zona del cuello (que es donde colocamos el microchip). La hurona se premedicó con midazolam a dosis de 1 a 3 mg/kg IM  y luego se anestesió con  Isofluorano  (3-4%) mediante mascarilla. Se desinfectó con povidona yodada la zona a inocular y se introdujo el implante en el tejido subcutáneo interescapular.

Colocación de Implante subcutáneo bajo anestesia

 

Observaciones

Hay numerosos artí­culos cientí­ficos que correlacionan la aparición precoz  de la  enfermedad adrenal  en animales esterilizados en sus primeras etapas de vida. Por ello, se están empezando a utilizar distintos protocolos a base de inhibidores de la hipófisis para retrasar la aparición de esta enfermedad ya que los animales viven más años  que antes ( hoy prácticamente ya no se usan como cazadores).  Además, es un problema mantener a las hembras con el celo, ya que la hurona no ovula hasta que el macho la monta. Por este motivo, para evitar estados de celo persistente o muy largo, utilizamos toda una serie de drogas, hormonas, que actúan sobre el eje hipófisis-gónada para evitar que este celo se prolongue y tengamos niveles altos de estrógenos en sangre. Los estrógenos provocan a largo plazo anemias no regenerativas, por ello surge la necesidad de tratar a los animales que viven solos y entran en estado reproductivo.

La esterilización en edades tempranas es una opción, pero hay quien correlaciona este hecho (esterilización de animales muy jóvenes) con la aparición prematura de enfermedad adrenal.

Los tratamientos con Acetato de Leuprorelina (Ginecrin Depot®) son efectivos pero costosos, y a veces el efecto dura poco tiempo; sin embargo, los implantes suelen ser mucho más duraderos (en nuestra práctica habitual estamos viendo animales que no tienen celo nuevamente hasta los 1.5-2 años post inoculación del implante).  También hemos observado que algunas de las hembras a las que se le ha colocado el implante, desarrollan piometra o hidrometra (en una proporción muy baja), alteración que no hemos observado nunca en animales no esterilizados o tratados con Acetato de Leuprorelina (Ginecrin Depot®).

Actualmente, para prevenir la enfermedad adrenal de los hurones, aplicamos en nuestro centro el siguiente protocolo:

- Tratamiento médico: existen fármacos que bloquean las hormonas sexuales, en forma de inyecciones de duración mensual o implantes anuales. La desventaja de estos fármacos es que no afectan directamente a las glándulas, por lo que no frenan el desarrollo de tumores.

- Tratamiento quirúrgico: Permite la extirpación de una o las dos glándulas, por lo que en casos iniciales supone la solución del problema y además permite analizar las glándulas y determinar si existe tumoración o no.

(podéis ver el protocolo que seguimos en la Clí­nica Exòtics o e el Blog de nuestra Web: http://www.clinicaveterinariaexotics.com/index.php/blog/1-blog/106-enfermedad-adrenal-en-hurones).

Aconsejamos a partir de los 2-3 años de edad de los hurones, realizar una ecografí­a abdominal anual para la detección precoz de alteraciones en las glándulas adrenales. Se trata de un método complementario muy útil, indoloro y sin efectos secundarios que nos permite monitorizar el aspecto y tamaño de estas pequeñas glándulas.

Queremos resaltar aquí­ la importancia de esta enfermedad y la manera de proceder para evitar precozmente su aparición. La manifestación clí­nica de la hiperplasia o neoplasia de la o las glándulas adrenales es muy variada y la resumimos en este cuadro:

 

Sí­ntomas clí­nicos compatibles con enfermedad adrenal:

Hembras:

Distensión abdominal

Alopecia bilateral simétrica

Anemia/Trombocitopenia

Pérdida de peso/Anorexia

Poliuria/Polidipsia

Prurito

Descarga Vaginal/ Edema vulvar

Machos:

Distensión abdominal

Alopecia bilateral simétrica

Anemia/Trombocitopenia

Disuria/obstrucción: aumento prostático, quistes abscesos asociados a enfermedad adrenal, quistes paraprostáticos

Pérdida de peso/Anorexia

En machos: dificultad para orinar por la presencia de quistes paraprostáticos tal y cómo se muestra en la imagen

 


Are you looking for the best website template for your web project? Look no further as you are already in the right place! In our website templates section you will find tons of beautiful designs - for any kind of business and of any style. You are in a unique place - join us today BIGtheme NET